Tag Archives: Consejos

001

Los trastornos del sueño infantil no tienen una edad determinada. Algunos niños desde muy temprana edad tienen problemas para conciliar el sueño por miedo a la oscuridad o a las pesadillas. Sin embargo, estos problemas también pueden aparecer cuando ya son más mayores y acuden al colegio, debido al exceso de actividades, al nerviosismo, a las preocupaciones escolares, entre otros factores.

Para evitar estos problemas es importante que los padres regulen los horarios de acostarse de los niños, hacerles ver que no es un castigo, sino todo lo contrario, hablar con ellos y calmar su agitación en el caso de que le tengan miedo a la oscuridad. Sin embargo, en ocasiones estos trastornos persisten y puede resultar útil recurrir a medicamentos.

En estas situaciones, el tratamiento con medicamentos homeopáticos puede aliviar los síntomas del niño, incluso desde el primer mes de vida, y ayudarle a dormir. Son eficaces para los trastornos con despertares nocturnos como pesadillas o miedo a la oscuridad, en donde demuestran una gran rapidez. También para los trastornos del sueño como consecuencia de circunstancias emocionales particulares o los producidos por el nerviosismo diurno, en los casos de niños con muchas actividades o irritables.

Si los trastornos tienen un componente psicológico, debido a problemas escolares o familiares, el medicamento homeopático permitirá acompañar al niño durante este difícil periodo, mejorando la calidad de su sueño, y por lo tanto, disminuyendo su nerviosismo.

A la hora de tratar a lo más pequeños, una de las principales ventajas de los medicamentos homeopáticos es la seguridad. El tratamiento homeopático tranquiliza sin producir somnolencia residual, ya que no contiene antihistamínicos, y existen presentaciones libres de etanol, lo que permite un uso prolongado.

Otra de las principales ventajas de los medicamentos homeopáticos frente a los convencionales radica en que su forma farmacéutica, bien en gránulos, pequeñas bolas de sabor dulce que no necesitan agua para su administración, o bien en jarabe, también de sabor dulce, permite elegir la presentación más adecuada en cada momento evitando así el rechazo del niño.

Homeopatia

Qué hacer y qué no hacer en el uso de tratamientos homeopáticos

  1. Lee varios estudios publicados o investigaciones sobre el tratamiento homeopático correspondiente a tu condición médica.
  2. Busca un homeópata certificado con entrenamiento formal sobre los medicamentos homeopáticos.
  3. Consulta a tu médico actual si planeas usar remedios homeopáticos para tu hijo o si estás embarazada o amamantando.
  4. Si estás tomando medicamentos, no dejes de tomarlos sin antes consultar a tu médico actual, incluso si el homeópata lo dice.
  5. No hagas de la medicina homeopática un sustituto de la atenciónmédica tradicional comprobada.
  6. Busca más información sobre la dosis adecuada y la potencia de la medicina homeopática que vas a tomar. Estos dos factores dependen de la sensibilidad del paciente hacia el remedio. Sin embargo, como regla general, las enfermedades agudas deben ser curadas con altas dosis y las enfermedades nuevas con dosis bajas.
  7. Toma los medicamentos homeopáticos con el estómago vacío o por lo menos 15 minutos antes de las comidas.
  8. Al tomar los remedios homeopáticos, comienza con una dosis baja y poco a poco auméntela una vez que notes algunas mejoríasen tu condición. No se recomienda tomar medicamentos homeopáticos de alta potencia, a menos que estés seguro de que es el adecuado para tu padecimiento.
  9. La mayoría de los medicamentos homeopáticos se presentan en forma de pastillas y se colocan bajo la lengua. Durante las primeras 6 dosis, toma dos pastillas cada dos horas. Luego, cuatro veces al día durante cinco días. Evita tocarlas , hazlo de forma en que quepan en la tapa del contenedor y ponlas directamente a tu boca.
  10. Algunos medicamentos homeopáticos vienen en ungüentos, y pueden ser aplicados directamente sobre la zona afectada.
  11. Deja de tomar los medicamentos una vez que sientas alivio. Sin embargo, tómalos de nuevo si presentas síntomas de recaída.
  12. No tomes o uses sustancias o productos que pueden bloquear o interferir los efectos de tu tratamiento homeopático. Ejemplo de ello son las bebidas con cafeína, medicamentos recetados, como los fungicidas, la cortisona y los antibióticos, sustancias con sabores fuertes o aromas como la menta, el alcanfor, mentol y eucalipto; drogas como la cocaína, la marihuanaanalgésicos,barbitúricos, las hierbas chinas, productos de aromaterapia como el aceite de lavanda, aceite de árbol de té, y aceite de menta, y las vacunas.